julio.c.alcubilla@gmail.com

domingo, 24 de julio de 2011

Prevención Cardiovascular en Venezuela


Julio C. Alcubilla B.-     twitter@editorglobal      mail: julio.c.alcubilla@gmail.com
facebook: Julio César Alcubilla

EL Dr. Isea, es Presidente de la Fundación Venezolana de Cardiología Preventiva, con quien tocaremos a profundidad algunos trascendentes aspectos de la necesidad de unirnos en un esfuerzo nacional, por prevenir enfermedades cardiovasculares ya que Venezuela experimenta en toda América Latina las más altas ratas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.
.
Con ameno y esmerado diálogo, el Dr. Isea, nos develó considerables esfuerzos establecidos hace nueve años, como Cardiólogo y Presidente de La Fundación Venezolana de Cardiología Preventiva, en materia de prevención cardiovascular. Iniciativas  llevadas a cabo por la Fundación y un grupo de diferentes sociedades científicas en Venezuela. Lo cual me motivó a realizar a posterior una segunda entrega de sus declaraciones, en pro de darles a conocer que debemos hacer todos, para prevenir patologias coronarias. 

"Hace nueve años  realizamos un documento muy interesante junto con la Unidad de Políticas Públicas de la Universidad Simón Bolívar y varias personalidades de las Sociedades Científicas en Venezuela, que se llamó "Bases para la Creación de un Programa Nacional de Prevención Cardiovascular", conscientes de un deber académico y profesional, porque estamos muy preocupados por el crecimiento inusitado de enfermedades cardiovasculares en Venezuela".


"Esto sin embargo no es algo aislado, es un fenómeno mundial que está representando un incremento en factores de riesgo que conllevan a mayor enfermedad cardiovascular, concretamente en los países miembros del bloque soviético, Asia y Latinoamérica. Estamos experimentando un alza nunca antes vista en la incidencia de diabetes, obesidad y por ende en enfermedades cardiovasculares. La cual va a ser mucho mayor a la experimentada en países en vías de desarrollo o desarrollados como en Europa Occidental y los de América del Norte. Observamos con preocupación un incremento muy grande en la mortalidad, en los próximos 30 años. Con un agravante, el costo de manejar a éstas personas es muy elevado y no hay quien pague la cuenta. Aún más complicado es que Venezuela es uno de los países en que se ha visto un destacado aumento de enfermedades cardiovasculares".

"Por ello proponemos una serie de recomendaciones para ayudar al diseño de este tipo de políticas y nueve años después estamos relanzando la misma iniciativa, con un grupo ampliado de participantes, entre los que se incluyen La Academia Nacional de Medicina, Universidades, Equipos de Salud de las distintas alcaldías, el Ministerio de Sanidad, las cabezas de las Sociedades Científicas más importantes relacionadas con el tema, el auxilio técnico de la Unidad de Políticas Públicas de la Universidad Simón Bolívar. Ha habido avances en prevención cardiovascular y creemos que deben aplicarse lo antes posible en Venezuela. Para que Venezuela se prepare sobre esta ola epidémica de enfermedades crónicas, debe hacerse a través de la prevención, y la mejor manera de llevarla a cabo  es educar a los médicos, al personal paramédico y a la comunidad en general para que puedan ser los factores de cambio en su propio destino".

"Esta situación es angustiosamente acuciante, porque Venezuela experimenta en toda América Latina las más altas ratas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, avalado por informes de la Universidad Simón Bolívar, del Ministerio del Poder Popular para La Salud, quienes coinciden que el crecimiento de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en nuestro país, es tremendamente importante. Al igual que el crecimiento de la obesidad en niños y adultos, el cual se ha elevado a un 480% de incremento. Debemos hacer grandes y contundentes cambios, si deseamos aminorar la carga, para la familia, para la sociedad y para el Estado Venezolano.".

¿Pudiese darme a conocer algunos avances en salud pública preventiva, considerando por ejemplo un aspecto de vital importancia, es la educación, además de que nuestra ingesta alimentaria, está basada fundamentalmente en azucares, grasas e hidratos de carbono?"Ciertamente la población no está educada, no sabe cómo protegerse en contra de la enfermedad cardiovascular y la mejor muestra es precisamente utilizar los hidratos de carbono, como la mejor fuente de calorías, pero esto va anexado a un problema de vital trascendencia, la pobreza. Somos un país pobre, la mayoría de la población vive con unos ingresos que están por debajo de lo ideal, además de la falta de educación, no es tanto no saber que comprar, sino no tener con que comprar, la población utiliza como fuente de caloría, los alimentos más baratos. La población venezolana tiene una alta ingesta de harinas fritas, que tiene un alto poder calórico pero que traen como consecuencia a largo plazo la obesidad. El consumo de este tipo de alimentos, en detrimento del consumo de vegetales, frutas, granos, hortalizas y pescado, nos ocasiona mayores valores de azúcar en sangre propiciando más riesgo de  enfermedad cardiovascular. Fundamentalmente, porque igualmente existe un sedentarismo mayor, no hacemos ejercicios, un alto consumo de cigarrillos".

¿Cuál sería el rol como generador de información, de la sociedad médica venezolana y cual el del Estado?"El médico tiene como parte de sus funciones una responsabilidad de origen, ser un informante para que la sociedad y su familia, esté informada y se prevenga mas. Los médicos a nivel mundial, no hemos realizado con la suficiente intensidad, todas las campañas educativas y de previsión que se necesitan y de concientización popular. Y esto no es por negligencia, por inercia o indiferencia profesional, sino por falta de tiempo y de organización, en este tipo de actividades. Por ello la unión con los comunicadores sociales representa un gran avance en éste sentido, nosotros podemos generar las ideas, pero si ustedes nos ayudan en la labor titánica, de hacerle llegar a la población nuestras informaciones, estamos haciendo juntos realmente una labor patriótica".

"Con relación al divorcio del Estado Venezolano y las Asociaciones privadas, es un problema bastante generalizado. En beneficio no solamente técnico o profesional sino moral y patriótico, este tipo de actividades de difusión y campañas de información y educación, deben realizarse con absoluta libertad. Por ello hemos planteado que todas las organizaciones privadas, de las diferentes sociedades médicas que tienen que ver con la prevención cardiovascular, nos unamos al Ministerio de Sanidad, como ente principal del Estado, para juntos trabajar para construir una mejor Venezuela".


"Desde la Fundación de Cardiología Preventiva, estamos revisando unas normas establecidas desde hace nueve años. Sin embargo nuestras responsabilidades ineludibles en éste sentido, son: 1) aumentar la educación popular en toda la población venezolana, en materia de prevención cardiovascular. Concientizarla de que estamos en situación crítica, acerca de la enfermedad cardiovascular, que aprendan que deben de cambiar a un estilo de vida más sano, con más ejercicios,  con una reorientación alimentaria y concientización. 2) Necesitamos de las autoridades competentes, el establecimiento de una protección farmacológica digna para la población, que toda la población tenga acceso a éstas drogas en forma gratuita. 3) Incrementar la educación, a todos los niveles médicos, desde pre-grado hasta estudios post-doctorales en Prevención Cardiovascular. 4) Crear en todos los hospitales, al menos en los medianos y grandes, unidades de prevención cardiovascular, para que los pacientes tengan a don der ir y como ser tratados. 5) El establecimiento de protocolos comunes de prevención, que sean aplicables a todo el país".

¿Cuáles son sus consideraciones, referentes a la atención curativa en el país, tanto en el sector público como en el privado?"El costo de la atención curativa es increíblemente elevado y precisamente existe una espiral inflacionaria, en costos de atención curativa realmente sorprendentes. Por ello justamente apelamos a la prevención, lo que queremos evitar es que la gente se enferme, evitando que el Estado y los particulares gasten. Lo más dramático de las enfermedades cardiovasculares, es que muchos la van a padecer y no van a estar provistos en su mayoría. El decidir políticas cuando hablamos en términos globales de población, es extremadamente oneroso. Depende de las autoridades competentes, desde nuestra organización, está planteada una cátedra itinerante de prevención cardiovascular, esto sería una forma de ayudar a que se disemine el conocimiento acerca de la prevención cardiovascular, en los médicos en formación, a lo largo de todo el país. De la misma manera, estamos desarrollando campañas informativas que cubran todo el territorio nacional, en educación a la comunidad. Este debe ser un fenómeno continuo. Educación para todos, sin distingo de niveles y mientras más pronto, mejor".

"La prevención cardiovascular no es una opción es una obligación".  

No hay comentarios:

Publicar un comentario